• Sergio Lubezky

La llave de su casa... ¿es realmente segura?



Vivir desconectados del Internet en 2022 es mas bien una hazaña difícil de lograr que el fútil deseo de permanecer aislados de la tecnología. Utilizamos internet en los negocios, educación, comunicaciones, finanzas, impuestos, entretenimiento solo por nombrar algunas actividades. Hoy no tenemos que ir físicamente a un espacio específico para conectarnos. Tenemos en nuestro teléfono celular una auténtica computadora que nos da acceso a todo lo que requerimos en el momento que lo deseamos. Sin embargo cada ventaja va acompañada de una posible vulnerabilidad.


La diferencia está en nuestra contraseña.


El celular “inteligente” más sencillo de hoy es mucho más potente que la primera computadora con la que aprendí a programar. Una computadora de gama sencilla/media de hoy tiene la capacidad de “descubrir” las contraseñas de 8 dígitos en un lapso de medio segundo a dos minutos. Los programas para hacerlo son gratuitos y al alcance de cualquier joven de doce años con interés de obtenerlos.


Las recomendaciones inician con no repetir contraseñas. Si alguien obtuviese la de un correo por ejemplo, y esta fuera utilizada paa todos, tendria entonces acceso a todos ellos. Lo mismo con las redes sociales, los bancos, etc. Cada una debe de ser diferente.

El segundo punto es hacerlas lo más largo posible, inclusive hoy se maneja el término de “frase segura” que más que una palabra son combinaciones de varias, modificadas para que no sean palabras encontradas en diccionarios o una sucesión de signos, números y caracteres arbitrarios.


La tercera recomendación es el utilizar sistemas de autenticación de dos pasos (2FA) para verificar que aun con la contraseña correcta el acceso sea validado por un segundo mecanismo, sin que esto exima de la necesidad de tener una contraseña segura en cada caso.


Comprendo que se requiere de una habilidad extraordinaria para recordar cada una de ellas para cada uno de los servicios que la requieran. Existen soluciones llamadas “administrador de contraseñas” que son una especie de llavero que guarda todas las contraseñas y al cual tenemos acceso con una sola, y su respectiva autorización de dos pasos.


El comparar todas las ofertas disponibles de administradores puede ser tema para un futuro post, Por lo pronto recomiendo echar un vistazo a LastPass, 1Password, Keeper, Dashlane y NordPass. Ninguna de ellas es 100% segura e inviolable, esa promesa no le crea a nadie. Pero las posibilidades de no ser víctima de un ataque mejoran exponencialmente al utilizar cualquiera de ellas.


Gracias por acompañarnos en esta lectura, estamos siempre a sus órdenes para responder a sus comentarios y dudas.


33 views0 comments

Recent Posts

See All